Nació en Canillas de Aceituno (Málaga). Hijo de Rafael y Carmen. Fue ordenado sacerdote en 1906 y retirado posteriormente por causa de enfermedad mental.

Detenido en su domicilio de Calle Agua, fue llevado al Comité para, a continuación, ser asesinado en el lugar conocido por el Huertezuelo, después de pedir que le dejaran recitar el Credo. Su defunción está inscrita en el registro civil de Canillas de Aceituno, vecinos de cuyo pueblo intervinieron en su muerte.