Nació en Benalúa de las Villas (Granada). Ordenado sacerdote en 1928, fue párroco en El Burgo y cura arcipreste de Gaucín.

El 20 de Julio de 1936 fue detenido en Gaucín y llevado a la cárcel de la localidad. El día 8 de septiembre, a las tres de la tarde, una turba de milicianos procedentes de Ronda lo sacó de la cárcel y, maniatado y entre empellones, golpes y bofetadas, lo llevaron andando, con otros trece feligreses, a Benadalíd, que dista de Gaucín 17 km. Enterado de su llegada, el cura de Benadalíd, don José Gutiérrez Jaén, con grave riesgo de su vida, bajó a la prisión vestido de paisano y le confesó.

En este pueblo permaneció encarcelado hasta el día 9 de Septiembre en que, a las tres de la madrugada, lo bajaron por una cuesta llamada "Loma de la cerilla" y lo asesinaron en un lugar denominado "El Castañar" de Gaucín. Uno que tomó parte activa en los 14 asesinatos perpetrados en ese día del 9 de septiembre, en este término y sitio de El Castañar, se cebó particularmente en el cura párroco don Juan M de la Muela, a quien remató a golpes con el grueso palo destinado a colgar la romana para pesar, destrozándole la cabeza. Sus restos fueron exhumados el 22 de Febrero del 1937 y trasladados al cementerio de Gaucín.