Nació en Quintanilla-Vivar (Burgos) el 1 de octubre de 1893. Casado y padre de cinco hijos. Maestro nacional de Málaga. Iba a Misa todos los domingos con su familia.

En ese día, poco antes de las dos de la tarde, con ocasión de que un avión sobrevolaba la ciudad, una patrulla de la CNT-FAI, que tenía su cuartel en el colegio de los salesianos, penetró en su casa y la registró encontrando un crucifijo y estampas de los que se apoderaron, por lo cual se lo llevaron detenido y antes de llegar al colegio salesiano un sargento del ejército republicano se acercó y a bocajarro le disparó dos tiros en la cabeza dejándolo muerto en la calle. Después le clavaron el crucifijo en la boca, según relato del hijo de la asistenta que trabajaba en su casa, que era salesiano, el cual por encargo de su madre, permaneció junto al cadáver hasta que horas después lo retiraron de la calle y lo llevaron al cementerio de San Rafael.