Nació en Almogía (Málaga). Hijo de Manuel y Carmen. Fue coadjutor de Santiago y de los Santos Mártires, párroco del Rincón de la Victoria, y cura en comisión de Torre del Mar.

Refugiado en la fonda de don Antonio Peralto Puertas, el día 21 de Julio a las 8 de la mañana Antonio Domínguez, jefe político de Torre del Mar, subió a la habitación del sacerdote, y tras hablar con él durante 5 minutos bajó enseguida, e inmediátamente subió la patrulla que procedió a su detención. El Sr Peralto, en su declaración ante el Juez de Vélez-Malaga, dice que oyó a Domínguez decir al párroco; "En la cárcel estará más seguro que en la fonda y de esta forma se evitan atropellos contra esta casa". El sacerdote se despidió del Sr Peralto, dándole un abrazo y diciendole "hasta cuando Dios quiera", y a la hermana que estaba presente le dijo: "Cuando vuelva os casaré".

Tras la detención fue llevado a la cárcel de Vélez-Málaga, para ser asesinado en la tarde del día 2 de Agosto con otros feligreses, en un lugar conocido como "Prado del Rey". En su muerte intervinieron vecinos de Torre del Mar. Su defunción está inscrita en el registro civil de Vélez Málaga.