Nació en Padul (Granada) el 14 de octubre de 1911. Hijo de Lorenzo y Pilar. En 1926 ingresó en la Compañía.

Se refugió con el P. Inocencio Muñoz y el H. Fernández en el Hotel París, que estaba en Puerta del Mar. El día 14 de agosto a las 8 de la noche una patrulla de milicanos llegó al hotel y se lo llevó junto con el P. Muñoz, porque les había encontrado un escapulario y un devocionario, quedando en el Hotel el H. Fernández pues no le hallaron nada. Los subieron a un coche que se puso en marcha siguiendo la calle Atarazanas y plaza de Arriola, hasta la bajada del Puente de Santo Domingo para subir hasta Martiricos donde fueron fusilados al atardecer. El H. Fernández pudo seguirlos ocultamente y a poco sintió los disparos, volviéndose entonces sin llegar a ver los cadáveres. Su padre supo la muerte de su hijo por el cura de Padul don Benjamín González, a quien se lo hicieron saber los PP Jesuitas.