Nació en Almáchar (Málaga) en el 1869. Ordenado sacerdote en 1899. Fue párroco de Bobadilla, cura en comisión de Benamargosa, y capellán del convento de MM. Carmelitas de Málaga.

Después de tener que abandonar la casa de Virtudes Bazaga Palacios, donde estaba refugiado, por denuncia de una vecina, fue asesinado con el también sacerdote, Juan Bazaga Palacios, en el lugar llamado "Rosal de Fuente Santa", junto al río Iznate.