Natural de Comares (Málaga), nacido el 20 de abril de 1902. Hijo de José y Encarnación, ingresó con 14 años en el Seminario de Málaga, y por motivos de salud se trasladó al de Granada, donde terminó los estudios eclesiásticos, y en 1929 fue ordenado sacerdote, celebrando su primera Misa el 24 de junio. Con 27 años recibió su primer y único nombramiento ministerial, coadjutor de la iglesia mayor de Alhama de Granada, donde se estableció con sus padres.

Fue asesinado en Alhama de Granada, en la carretera de Loja, frente al cortijo "Ciruelo", junto con su padre, del mismo nombre y apellidos, y otros tres presos. Al disparar sobre ellos, los cinco cayeron desplomados al suelo, y los milicianos, creyendo que estaban muertos, se fueron. Pero este joven sacerdote, que seguía con vida con graves heridas de las que manaba abundante sangre, se levantó como pudo y pidió ayuda a un campesino que pasaba por allí, pero éste gritó a los milicianos: "¡Que se escapa el cura, venid corriendo!". Al oir el aviso, los escopeteros que vigilaban las entradas del pueblo acudieron y le remataron con dos tiros.