Nació en Teba (Málaga) en 1888. Hijo de Cayetano y Carmen. Estudió en el Seminario de Málaga y en el de Sevilla. Era párroco de Cañete la Real.

Había ido a Málaga, para encamarse en el sanatorio de S. José, y en su convalecencia el comité del sanatorio lo entregó al Gobernador, quien después de ocho días de prisión lo puso en libertad, volviendo al sanatorio. Pero allí, al ver que habían asesinado a los religiosos que cuidaban a los enfermos, Hermanos de San Juan de Dios, se salió con otros y se alojó en una pensión, de donde fue sacado por gente de Cañete la Real, con un grupo de milicianos, asesinándolo en el Pantano del Agujero. Su defunción está inscrita en el registro civil de Ardales.