Nació en Álora (Málaga). Hijo de Juan y Catalina. Era coadjutor de este pueblo y capellán del Santuario de Flores.

Detenido el 1 de septiembre en su domicilio de Álora por un grupo de milicianos, fue trasladado en camioneta a Cártama para ser asesinado ante las tapias del cementerio con sus compañeros, don Cristóbal Berlanga y don Francisco Campano. Su cadáver fue traslado a Álora, y su muerte está inscrita en el registro de este pueblo.