Nació en Álora (Málaga) en 1894. Hijo de Agustín y Mª de la Encarnación. Ordenado Sacerdote en 1917. Fue coadjutor de Álora.

Tras su detención fue llevado a una checa de Álora, donde fue interrogado y, asesinado a la mañana siguiente en el cementerio de Cártama, con los sacerdotes Cristóbal Berlanga y Miguel Díaz Casermeiro.