Viudo, empleado. Detenido en la madrugada del 6 de septiembre, fue llevado al bosque de "Perné", donde le torturaron horriblemente, haciéndoles disparos espaciados hasta quedar gravemente herido, y, aún con vida, le rociaron con gasolina, prendiéndole fuego.