Nació en Grijalva (Burgos) el 18 de abril de 1885. Hizo el noviciado en Burgos. Fue el fundador del Colegio de los Hermanos Maristas en Málaga. Este hermano era, como dice su nombre, un perfecto caballero, muy admirado por sus compañeros y muy querido por sus antiguos alumnos.

Varias veces detenido y puesto en libertad fue finalmente delatado a los milicianos por un antiguo sirviente del colegio cuando se encontraba en el Hotel Imperio, siendo detenido y conducido a la cárcel donde permaneció parte de tiempo en la enfermería, y luego, como en su brigada no había sacerdote lo suplió con gran acierto pastoral. El 24 de septiembre fue incluido en la saca de ese día, realizada como represalia por el bombardeo de la aviación nacional, que hizo estragos en el Barrio Perchel, feudo comunista, y asesinado. Como dijo al P. García Alonso S. J., tuvo la liberación en sus manos, pero no quiso dejar a los suyos y fue fusilado en la saca de este día en las tapias del cementerio de S. Rafael de Málaga. Así lo cuenta el testigo F.Lluch Valls: "La noche del 30 de agosto, como casi todas desde que estamos aquí, don Perfecto Becerril (director de ls Hermanos Maristas) después del rosario nos fué instruyendo en los Actos de Contrición. Decía así: "Deben de saber ustedes que en caso de accidente mortal, que pudiese no dar tiempo a rezar el "Señor mío Jesucristo", sirve de confesión el arrepentirse de los actos malos que se hayan cometido, y decir estas palabras: "Cristo muerto en la Cruz, perdóname mis pecados. Virgen de los Dolores, dí a tu hijo me perdone mis pecados" Y es obligatorio, si se sale con vida del accidente, hacer una confesión general. Y basta ya por esta noche. Que todos descansen, y hasta mañana, si Dios quiere".