Nació en Benamargosa (Málaga) el 8 de diciembre de 1903. Hijo de Antonio y Rosalía. Ingresó en el seminario de Málaga con la ayuda de don Fco Gómez Fernández, el cura "maido", y terminado el curso de primero de Filosofía, pasó al Seminario de Granada, donde hizo dos cursos de Filosofia y otros dos de Teología. Los restantes para concluir la carrera eclesiástica los pasó en la Abadía del Sacromonte de Granada. Ordenado el 21 de septiembre de 1929. Su primera parroquia fue Capileira, pueblo de la Alpujarra granadina. En abril del 1936, fue trasladado a la Herradura, donde desarrolló su ministerio sacerdotal con gran celo apostólico, especialmente con los niños durante los años de la República.

Las autoridades le prohibieron tocar las campanas, después le conminaron a que abandonase la parroquia. Fue acogido por una buena familia, la de Virtudes Bazaga Palacios. Finalmente, amenazado por un grupo de hombres, decidió marcharse a casa de su madre, en Benamargosa con la esperanza de que amainaría aquella tormenta. El 1 de agosto fue asesinado con su protector, el sacerdote don Francisco Gámez Fernández, en el lugar llamado "Rosal de Fuente Santa", junto al río Iznate, perteneciente a Benamocarra, según testigos que lo vieron y documento del Alcalde y secretario de Benamocarra. Su cadáver fue enterrado primero en el Cementerio de San Rafael de Málaga, y después, tras su exhumación el dia 1 de diciembre de 1941, sus restos fueron depositados en la cripta de la Catedral de Málaga. Su causa de beatificación se encuentra ya en Roma, tras la fase diocesana que se llevó a cabo en Granada.