La postulación de la Causa de Beatificación de numerosos mártires malagueños abre esta página wed para dar a conocer a tantos sacerdotes, religiosos y seglares que fueron asesinados en la Persecución a la Iglesia en la Diócesis de Málaga, buscar a testigos todavía vivos, que puedan aportar su declaración sobre los motivos de la muerte violenta de los presuntos mártires, y pedir colaboración económica a los católicos que puedan ayudar a los gastos del proceso de investigación que ahora se lleve a cabo en Málaga y luego se trasladará a Roma.

Málaga es la diócesis en la que se asesinó en menos tiempo a más personas por su fe en Cristo y su pertenencia a la Iglesia, ya que en algo más de seis meses fueron exterminados el 67% del clero diocesano, 44 religiosos y numerosos seglares.

Decir que Málaga es Tierra de Mártires no es una queja Iglesia de la Mercedpor heridas que todavía duelen y sangran. Para la Iglesia, el martirio de un cristiano la honra y la fecunda. Sin duda que en aquella persecución se produjo una dolorosa siega de vidas fieles a Jesucristo, pero las raíces de aquella siembra están muy vivas. No hay más que esperar a que nuestros mártires levanten la cabeza, para que surjan por todas partes testigos valientes del evangelio y vocaciones que respondan a la llamada del Espíritu.

En esta página encontrará el menú: La siembra de la buena semilla esparcida por el obispo Beato Manuel González y su cuadrilla de buenos sembradores, la cizaña sembrada por los enemigos de Dios y de la Iglesia, la siega con la destrucción de las obras levantadas por la Iglesia, de gran valor religioso, cultural, artístico y social, y la cosecha, que significó el sacrificio de personas que después de pasar haciendo el bien fueron exterminadas.

Martires malagueñosComo verá, también en esta página aparecerán semblanzas de testigos de fe, que alentados por los mártires, dejaron huellas de evangelio en las distintas parroquias de Diócesis.

Se entenderá que con esta página no se incita a la polémica sobre la guerra civil, ya que no es la guerra la que produjo mártires. Aunque en ella hubo caídos que murieron con los mártires. Solo se considera mártir al que muere por la fe y perdona a los que le asesina.

Es necesaria la investigación sobre los motivos de la muerte violenta de los asesinados, buscamos a testigos que por haberlo visto u oír a los que lo vieron den razones que llevan a la certeza moral de que el motivo de la muerte fue el odio a Dios y a su Iglesia.